País de Origen
Colombia
Región
Nariño
Productor
Pequeños Productores
Altitud
1800 msnm
Varietales
Castillo
Proceso
Lavado
Notas de Cata
Es una café de sabores dulces de cacao y pomelo, con acidez cítrica y tartárica, con retrogusto herbal.

 

El café llegó a Colombia a fines del siglo XVIII por medio de sacerdotes jesuitas. Las primeras siembras se realizaron en el norte del país, en los departamentos de Santander y Boyacá. A lo largo del siglo XIX, las plantas de café se extendieron por todo el país.

La producción comercial y la exportación de café comenzaron en la primera década del siglo XIX, pero permanecieron algo limitadas hasta el siglo XX: el establecimiento en 1927 de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia (FNC) supuso un gran impulso para la industria del café colombiano, rápidamente se estableció como una  importante región productora de café, compitiendo con Brasil y Vietnam.

Colombia todavía produce exclusivamente café Arábica, y aunque el país sufrió reveses y rendimientos más bajos a partir de un brote de roya del café a principios de la década de 2010, la producción se recuperó bastante gracias al desarrollo y propagación de plantas resistentes a las enfermedades, así como a la agresividad del tratamiento y técnicas preventivas.

El tamaño de Colombia por sí solo contribuye a los diferentes perfiles que sus 20 departamentos cafetaleros (de un total de 32) expresan en la taza, pero incluso dentro de las regiones de cultivo hay variaciones abundantes debido a los microclimas creados por el terreno montañoso, los patrones de viento, la proximidad al ecuador y, por supuesto, diferencias en variedades y técnicas de procesamiento.